sábado, 14 de marzo de 2015

Ana María Ángeles Villalobos (Málaga, España)

Mi admirado Joaquín:

 ¿Le puedo preguntar quién es usted?
Para mí usted y sus músicos son ángeles y demonios.

No conozco a su pareja ni a su manager ni a sus hijas ni sus futuras exnovias  por lo que me atrevo a enviarle esta cartita a su casa de Lavapiés,  y  espero la  lea antes de su primer concierto en Málaga, porque allí estaré con mi entrada en quinta fila junto a mi madre, mi hermano Armando y mi abuelo Manuel.
Tengo  18  años y por la devoción que siente mi familia entera por sus canciones me he convertido en su fan número dos.  Mi abuelo que es de su época y tiene su misma edad,  estudió en Úbeda, y no ha vuelto a verlo desde el colegio, aunque nunca ha dejado de admirar su arte, es el número uno.

Su silencio nos asusta. Cuando no lo vemos en televisión o no da entrevistas en radio nos preocupamos por su salud, como si formase parte de nuestra familia.  Sabina es el tío que siempre quise tener.
A mí no me engaña.  Usted no cumplió 66 años dos días antes del de los enamorados, usted anda por la Ruta 66 enamorado de las musas como un joven en motocicleta, con el pelo al viento.

No lo sabe, pero lo cuento  entre mis amigos. Me advirtieron que no lo incluyera porque conocerlo es quedar atrapada en su red,  pero no pienso dejar fuera a un maestro del arte de la poética por habladurías.
Si  se quiere autoexcluir como han hecho algunos que sospecharon cosas que no podrían comprobar jamás es un problema de ellos. Ni suyo ni mío. Yo seguiré firme porque  cuando suena su voz en los pasillos me embeleso  y no me pelearé ni insultaré a nadie porque cada cual puede pensar lo que quiera.  Les he dicho a los fans que discuten por el protagonismo ante las cámaras, que no me parece que eso fuera lo que le gustaría a Joaquín,   creo que al contrario, su mediación sería sabia y tierna  debajo de ese disfraz de hombre cínico enfundado en un traje verde esmeralda.

¿Puedo tutearlo? Tomaré su falta de respuesta por un sí.
Te pregunté si  tú eras tú, si las historias que nos narras son autobiográficas o solo producto de tu inventario inagotable.
He leído el libro de psicomagia de Jodorowski  en el que hay ejercicios para sentirse bien. He practicado algunos para darme coraje y enviarte esta misiva.
Estoy haciendo una investigación de campo que me encomendó mi profesora de universidad. El tema que he elegido es el análisis de los seguidores de un artista tan completo como tú.
No me compares ni me confundas con nadie, soy malagueña con mucho orgullo.
Fue difícil conseguir la entrada para verte pero sé que valdrá la pena. He ahorrado mucho en los últimos meses y mi sueño sería tomar una copa contigo.
Saluda de mi parte al elenco de tu compañía. Los respeto y admiro  mucho a todos y los conozco por fotos en la red en la que tendrías que entrar alguna vez para leer los homenajes de tus queridos discípulos en el arte de crear. Tus humildes seguidores.  Los conozco bien a todos...son muy valiosos.
¿Y cómo te podría saludar en el teatro? Ni siquiera sé si me dejaran acercarme a tu equipo de trabajo. Lo intentaré. Prometido. Me han dicho que son gente muy maja. Ok!!! Lo intentaré porque lo único que me interesa y deseo con todo mi corazón es poder darte un grandísimo abrazo  para morirme en paz cuando me tenga que morir
Mi teclado ya se enojó de solo pensar que pasará mucho tiempo hasta que volvamos a vernos después de esa noche. Calculo las horas, minutos y segundos que faltan para el gran día.
Ya lo sé. Eso no es ningún impedimento para abrazarlo en la distancia y  decirle que me acuso de morirme sin su boca. Perdona. Quedábamos en que iba a tutearte pero me cuesta demasiado. Abrazarte y decirte.

Hay quien alega que te has vuelto muy maricona y te emocionas hasta las lágrimas con tus seguidores que te adoran.

Darte un abrazo y tomarme una fotografía contigo sería como tocar el cielo con las manos.

(Le prometí a FELIZ SABINA que le enviaría la foto autografiada para su muro de saludos por tu cumpleaños: http://felizcumplejoaquinito.blogspot.com.ar  Me han dicho que recibes un reporte diario de las actividades de las redes sociales de Pablo Garcés Botella. Por mi parte, prefiero que la carta te llegue también por correo ordinario además del blog.  Así no tienes excusas para decir que no te has enterado ni que no la has recibido)

Wwoowww!!! Qué bueno sería si me dedicases una canción. Me  muero de ganas de decirte que me muero de ganas de decirte…  y que no quiero que el destino  venga a vengarse de mí, que prefiero la guerra  contigo al invierno sin ti.
Digo lo que tengo que decir y punto, capitán. ¿Estoy loca? Aseguran que  los locos siempre dicen la verdad.  
Mira, yo no tengo derecho a juzga ni opinar en los actos de Sabina,  es cosa muy tuya y te admiro  por ser quien eres, no por los dime y diretes,  ¿¿¿vale???,  si no puedes recibirme estará bien igual.

No soy una chica de humo. Soy tan real como tu princesa. No soy solo un personaje e y  lo que siento por ti  parece que molesta, lo lamento,  pero es lo que ocurre.  Hay envidia cuando alguien es joven y libre de decir y hacer lo que le apetece.
Tengo que estudiar para un examen muy importante sobre Literatura norteamericana y su influencia en la psiquis de Iberoamérica para mi materia Sociología I.  Tuve que traducir del portugués al inglés un librode Carlos Pronzato sobre Poemas contra el capitalismo.
Te preguntarás: ¿¿¿Y yo que tengo que ver con eso???  Pues, para hacerlo pensé mucho en ti y en tus expresiones políticas, tus inquietudes filológicas y tu curiosidad intelectual. Superas a cualquier funcionario y podrías ser nuestro futuro Jefe de Gobierno. En mi familia te votaríamos todos.

Sabina eres mi jefe, mi líder, mi padrino, mi gurú, mi novio, mi pareja gay,  mi amigo íntimo, mi enemigo, el toro de las ventas, el whisky que tomamos juntos, si no lo sabes no sabes. Sabina eres tú el campeón, el maestro de maestros.
Sólo tú  podrías  responderme  algunas preguntas. ¿Morirás  guardando el secreto como lo de Lisboa o nos abrirás las puertas de tu intimidad?

¿Qué estás haciendo a esta hora, mi viejo querido? ¿Contando ovejitas para dormir sin pastillas para no soñar? No sé,  tal vez escribiendo tu futura novela. O quizás estés ensayando.
Tienes  que cuidar la voz para la gira de 500 noches para una crisis.  Cuida tu garganta,  profunda e inimitable.
Ten cuidado con las guitarras, especialmente con la Gibson Les Paul, que te la robará una con medias negras junto con tu cartera y tu ordenador. Si estás mucho tiempo tocando antes del concierto te darán vahídos y mareos, ataques de pánico escénico. Naciste con esa vos  y ese don privilegiado.  
Escribes como los dioses (aunque las primeras canciones fueran bastante flojas), pintas magníficamente (mejor que Dylan sin lugar a dudas), cantas con una expresividad sublime, tiene la voz que todos envidiarían, eres el más guapo y desnudo molas mucho. jajajajajaja ¿Qué más le puedes pedir a la vida? Tienes  hijas, salud, amigos, genialidad, éxito, dinero,  una casa espectacular, mujeres que matarían por pasar una noche en tu cama. Eres mi héroe en todo el sentido literal de la palabra. Yo soy una sabinera a la que no tienen que pagarle para que vaya a aplaudir a rabiar. Me encantaría ser parte de tu alma, tu  cómplice, tu compinche, tu juez y parte  y hasta tu enemiga del corazón.
Otro día, si me respondes,  te contaré los oscuros intereses que me mueven a escribirte.
Me ejercitaré en la teletransportación y subiré  al escenario en Málaga, en Sevilla, en Bilbao… recorreré España en tus brazos. Cierra los ojos y me verás… hasta alcanzaré a oler el perfume que te pones antes de salir a escena y verás que ya no necesitas granos de sal y pimienta contra los nigromantes. Me han chismorreado que usas el Hugo Boss y el Hugo Red, según la ocasión que se te presente.  Hugo red: “Una fragancia dinámica que desata el lado temerario a través de un fuerte contraste entre sensaciones de frío y de calor”. y el Hugo black para las noches de etiqueta negra. Wwoowww!!!  ¡Esto  huele delicioso!
Los compraré y podré rociar un poquito en mi sala cuando escuche tus canciones y lea tus libros así podré imaginarte mejor.

Oh, captain, my captain.

Te mandan besos todos los de mi familia y mi abuelito que te admira tanto, un abrazo.

Te queremos mucho. Preguntaré por ti  después del concierto.


Ana María Ángeles Villalobos.

Laf

viernes, 13 de marzo de 2015

Paulino Vega del Corral (Colombia)



Sabina:

Cuando llegan los viernes por la noche
y empiezan a ocultarse las pasiones
arrolla con el haz de corazones
que ilumina con rayos como un broche.

Los novios de la luna en carricoche
se internan en mercados del usado
y atrapan el capricho desvirtuado
de niñas con afán por el derroche.

En tanto, mi Sabina se ha quedado
leyendo a su James Joyce tan adorado
en una nave que comanda Ulises,

cenando con botellas de rufianes
acaba sus lentejas con faisanes
y anhela practicar para los bises.



laf

sábado, 7 de marzo de 2015

Lucía Lapiedra ( La Roca, España)

El Nano en Buenos Aires busca gente
que quiera compartir su Antología
desordenada ¿y qué?, bien lo sabía:
el público está más frío, indiferente.

Joaquín se fue a Granada y en su frente
la Cruz del Sur tatuó con hidalguía.
Peleará Y sin embargo, a su Lucía,
sin mentar a la musa maloliente


que en Lima representa a la Embustera,
y es bosta en su querida Bombonera.
Los dos se mandarán besos a pares
con una conexión a la distancia,
un poquito de orgullo y petulancia
e irán con sus cantares a otros bares.


Buena suerte, pajarracos.



(del blog http://felizcumplejoaquinito.blogspot.com.ar)

laf

miércoles, 4 de marzo de 2015

Feliz Sabina ( anywhere in the world )




Como nadie ignora a estas alturas, no soy hombre ni mujer mi computadora ni personaje: soy el alma de Joaquín Sabina, y los tendré que dejar por unas horas, dado que el master me requiere para no entrar en "hispánico escénico".
Vamos por la sal y la pimienta.
Auguri per tutti quanti.


FELIZ SABINA.

domingo, 1 de marzo de 2015

Juan José Nudillo (Pamplona, España)

Nunca quiso soñar la canción del poeta,
ni mentirle a las Musas
ni abrir fuego al error.
Cada día que pasa se le pierden papeles

y encuentra alguna foto de su amigo Ramón.
Joaquín "María" Sabina, 

según rezan partidas
de libros de cocina,
de Cela, de heroína y absurdo Maldoror, 
se niega a curar vicios
y va dejando indicios de adicciones y minas
de lápices modernos.
Sus rayas en cuadernos provocan endorfinas
que nunca fueron vistas por nadie alrededor.
Aunque no usa cortaplumas,
cuchillos, bisturíes,
opera en carne y hueso, con versos a pulmón.
Mi pariente lejano me enseñó que hay un mundo

que llora sin consuelo
detrás del mostrador de bares y tabernas,
tras sucios escenarios con divas de salón.
Mujeres sin estilo rodean sus virtudes

porque es bueno ocultarse tras novias de cartón.
No importa si no calman
ansiedad e inquietudes:
Lo esperan unas cientos de noches en desvelo,
llegará a ser abuelo 
del hijo que ha soñado en vidas paralelas,
que Dios no le ha negado.
Irá prendiendo velas
a Cupido y a Judas,
dejará viejas mudas
y estrenará su traje de clown que amó la muerte,
(nunca pude entenderte)
en entierros de seres
que cuentan por lo bajo
cual era su dolor
on the road del atajo
que oprime la razón.
Ni biógrafo ni atleta

ni intérprete frustrado,
ni esteta destetado,
ni su hombre de paja cuando paga al contado,
no seré yo quien diga
lo que él siempre calló. 
Al ver venir  la  guerra
que pudo detenerse,
no quiso defenderse
y carga con la pena de saber que estalló
por su ceguera inane
que es mala compañera,
por su altiva manera,
de pretender que sane su herido corazón.
En este año, te imploro

que abandones los cuernos
de un toro cultural,
que afiles los colmillos
ajeno a sangre ajena,
que agrega una condena
en oscuros pasillos
y vuelvas a ser ese
que no aprendió a cantar.




QUE  SIGAS SIENDO FELIZ EN TU RUTA 66.





laf